Descubre cómo bajar el ph de la piscina

Cómo bajar el ph de la piscina
12/03/2019

UOBPOOL tiene la respuesta para que aprendas como bajar el ph de tu piscina. Descubre los riesgos y consecuencias de tener un ph alto.

Cómo bajar el pH de la piscina

Si tienes una piscina, en un momento u otro te interesará saber cómo bajar el pH de la piscina. ¿Por qué?, te preguntarás. Porque el agua tiende generalmente a alcalinizarse, cosa que se sabe después de comprobar que el pH está por encima de 7,6 en el análisis que se debe hacer de forma habitual en tu piscina. Y tener el pH desestabilizado (el nivel de pH óptimo tiene que hallarse entre el 7,2 y el 7,6) es una fuente de problemas con toda seguridad.

Así, que el agua se enturbie o que aparezcan algas en el agua o en el fondo y paredes del vaso son algunas de las consecuencias más habituales de que el pH sea elevado. Y esto es así porque se bloquea el efecto desinfectante del cloro, lo que provoca, además, picor en los ojos, piel y garganta de los bañistas.

De hecho, según la zona geográfica de donde provenga el agua, esta es alcalina (si su nivel de pH está por encima de 7,6) o ácida (si se encuentra por debajo de 7,2). Por eso es importante la medición del pH en el agua de la piscina, que se puede realizar con un simple kit de análisis, disponible en cualquier tienda especializada.

 

¿Por qué sube o baja el pH en el agua de la piscina?

Existen muchos motivos por los que el pH de nuestra piscina puede subir o bajar, aunque lo más habitual es que el pH de las piscinas tiende a subir.

Uno de los motivos principales por los que el pH de la piscina cambia está relacionado con el volumen total del agua. El sol y el viento tienden a favorecer la evaporación de agua, hecho que hace que el pH aumente. A medida que el agua disminuye, el pH aumenta.

Otro factor que afecta al desajuste del pH del agua de la piscina son los bañistas. Las lociones, las cremas solares, el sudor, los restos de pelo y la piel muerta afectan de algún modo al cloro y a la acidez del agua. Esto hace que el pH tienda a subir. El modo en el que se añade el cloro a la piscina también puede afectar a los niveles de pH. Existen tres formas de hacerlo: líquido, granulado o en tabletas.

El cloro líquido representa que estás añadiendo hipoclorito sódico, una sustancia muy alcalina que aumenta el pH del agua. El cloro en tabletas incluye tricloroisocianúrico que tiende a acidificar el agua. Y finalmente, el cloro granulado, tiene un pH prácticamente neutro, de 6,7, por lo que también nos variará los niveles.

 

¿Qué pasa si el nivel de pH está por debajo del valor recomendado?

Si has medido el pH de tu piscina y el pH está por debajo del valor recomendado (7,2) el agua será ácida y las consecuencias para el bañista y para la instalación serán perjudiciales.

Las instalaciones de la piscina se pueden corroer por la acidez del agua, sobre todo, las partes metálicas o de cemento. Otro de los elementos que pueden resultar afectados son las teselas que componen los mosaicos, estas pueden llegar a despegarse de las paredes o del fondo de la piscina y acabar flotando por ella.

  

Cómo bajar el pH del agua

Pero como hemos dicho anteriormente, en este artículo nos centraremos en explicar cómo bajar el pH del agua. Con el objetivo último de que el agua de la piscina vuelva a tener un pH neutro deberemos echarle un producto minorador de pH, ya sea en grano, en pastilla o líquido, dependiendo de si el sistema de dosificación es manual o automático, así como las fases de limpieza y mantenimiento de la instalación.

subir ph piscina

Antes de suministrar el producto, el sistema de filtrado de la piscina debe haber estado funcionando algunas horas y asegurarse que no hay nadie bañándose en ella. Para añadir la cantidad de producto necesaria para reducir la alcalinidad del agua de tu piscina, se tienen que leer atentamente los datos que figuran en el envase del producto, ya que pueden variar de uno a otro, así como tener claro el volumen de la instalación en metros cúbicos.

 

Una vez hayamos estabilizado el pH del agua, podemos relajarnos, sobre todo si tenemos bomba dosificadora de producto minorizador. Si no es así, debemos medir el nivel de pH al menos una vez por semana. Más adelante, si no hay cambios importantes, la medición se puede alargar hasta los quince días.

 

Desde UOBPOOL esperamos que estos consejos sobre cómo bajar el pH del agua os hayan ayudado a estabilizarlo. Pero si algo ha fallado, y continuáis teniéndolo por encima de 7,6, no lo dudéis y pedid la ayuda de un profesional. Estaremos encantados de solventar cualquier problema de mantenimiento que tengas con el agua de tu piscina.